Caballa en lata

Receta de caballa en lata

Para tomar en ensalada, sobre pan tostado o acompañados de tu guarnición favorita, estos lomos de caballa en aceite con pimienta y laurel ¡te encantarán!

¿Quieres ver los ingredientes para Caballa en lata?

Descubre los ingredientes para hacer Caballa en lata pinchando aquí:

¿Cómo hacer caballa en lata?

1

Para conservar la caballa en lata (o en frascos esterilizados, como es el caso), lo primero que haremos será sazonar los lomos del pescado y colocarlos en una vaporera.

2

Tapamos y los cocemos al vapor durante unos 5 minutos o hasta que veamos que su carne ha cambiado de color y tiene un aspecto jugoso.

3

Sacamos los lomos de caballa de recipiente con cuidado de que no se desmenucen, y los dejamos enfriar en una fuente sobre papel de cocina.

4

Con el pescado frío, ponemos un hilito de aceite en el fondo de los tarros en los que conservaremos las caballas y comenzamos a meter los lomos de forma vertical, procurando que las piezas que introduzcamos sean del tamaño del frasco. Si hay que ajustar los lomos al tamaño del recipiente, lo haremos separando las lascas de su carne y nunca cortándolos con un cuchillo.

5

Una vez tengamos los frascos llenos, añadimos un par de granos de pimienta y una hojita de laurel y los terminamos de rellenar (dejando un centímetro antes de llegar al borde del tarro libre) con aceite de oliva.

6

Cerramos, los cocemos al baño María durante 20 minutos y seguidamente, retiramos del fuego y dejamos que los tarritos de las caballas en conserva se enfríen dentro del agua y ¡listo, ya tenemos preparadas las caballas en lata para disfrutar de ellas cuando queramos!

Foto orientativa: chispita_666

Nota del autor:

Si en lugar de tener los lomos de caballa ya limpios tenemos las caballas enteras, también las podemos hacer, pero en este caso, coceremos las caballas (sin la cabeza, sin las vísceras y previamente lavadas bajo el grifo) en una cacerola con abundante agua con un poco de sal y mantendremos la cocción hasta que veamos que los lomos comienzan a separarse de la espina central. En ese momento, retiraremos del fuego, sacaremos las piezas de pescado con cuidado y dejaremos secar sobre papel de cocina.

Cuando podamos manejar la carne sin quemarnos, tendremos que limpiar concienzudamente los lomos (eliminando la piel y las espinas) y una vez los tengamos listos, los pasos a seguir serán los mismos que te describo en la receta una vez que tenemos la caballa cocida.

Otras búsquedas relacionadas con "Caballa en lata"